domingo, 15 de abril de 2018

MACEDONIA DE FRUTAS DE INVIERNO





Ingredientes (para cuatro personas)

1/2 kg  de fresones
2 naranjas
2 manzanas
2 kiwis
2 aguacates
2 plátanos
2 peras
2 mandarinas (opcionales)
Limón

Procedimiento:

Lavar toda la fruta, peladla y trocearla. La manzana una vez troceada rociarla con limón para que no se nos oxide. Poner toda la fruta en un cuenco para servir, añadir el plátano, la pera y el aguacate en el último momento para evitar su oxidación.
Conservar en frigorífico.

CROISSANTS RELLENOS DE ESPARRAGOS, GAMBAS Y PANCETA




Ingredientes

1 masa de hojaldre redonda refrigerada
1 manojo de espárrago
5 o 6 lonchas de panceta cortada normal
200 gr de gambas peladas (pueden ser congeladas)
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra molida
1 huevo

Procedimiento:

Cortar en trozos pequeños los espárragos, reservar. Si las gambas son frescas peladlas y trocearlas, si son congeladas trocearlas solo, reservar.  Cortar la panceta en tiras, reservar.
En una sartén poner dos cucharadas de aceite de oliva comenzar a saltear los espárragos, las gambas y la panceta, añadir la sal y la pimienta, una vez dorado al gusto, reservar. El salteado bastante al dente ya que después se acaba de cocinar. Sacar la masa del frigorífico un poco antes de cortarla en triángulos (salen doce de este tamaño), hacer un corte en el lado ancho de los triángulos y rellenarlos, comenzar a enrollar abriendo un poco el corte realizado, que siempre la parte más estrecha quede debajo, no presionar mucho. Poner en una bandeja de horno papel apto para ello e ir colocando los croissants  un poco separados. Una vez todos rellenos batir el huevo y pintarlos.
Yo suelo encender el horno mientras procedo al pintado de los croissants a 200º, una vez preparados del todo meterlos al horno en el segundo nivel del mismo aproximadamente 15 minutos. Sacarlos y pasarlos a una rejilla, esto es para que no suden y no se nos quemen del culo.
Servir calientes, aunque fríos si sobra alguno también están buenos.

BACALAO CON CEBOLLA




Ingredientes

1 bacalao mediano
3 cebollas medianas
Aceite de oliva
Sal
Harina


Procedimiento:

Poner el bacalao ya troceado (vuestro proveedor os lo podrá trocear) en remojo con bastante agua. Meterlo en el frigorífico y cambiar el agua al menos durante dos días, todo dependerá del gusto de cada uno. Mis abuelas yo recuerdo que lo ponían por la mañana para comerlo en la cena, para mi gusto demasiado salado. Pero en aquel tiempo  se consumían bastantes salazones (además les gustaban bastante salados), el pecado fresco llegaba con cuentagotas  y no mucha variedad de él, lo que más llegaba a los pueblos pequeños eran sardinas y boquerones.
Limpiar y cortar la cebolla en juliana, reservar. En una sartén poner tres cucharadas de aceite de oliva y proceder a dorar la cebolla poniendo una tapa a la sartén, sin ninguna prisa que quede bien doradita.  Mientras se hace la cebolla en otra sartén poner aceite y proceder a freír el bacalao, dorarlo al gusto e ir poniéndolo en una fuente de servir. Una vez bacalao y cebolla hecho proceder a emplatar.
Yo siempre procuro que el bacalao sea más grande ya que luego desmigado le doy otros usos. Es un pescado tan bueno para nosotros que no nos importa comerlo caliente o frio.