jueves, 18 de enero de 2018

PA BENET





Ingredientes

1/2 kg de harina de fuerza
1/2  vaso de leche
1/4 de vaso de aceite de oliva 0´4
1/2 vaso de azúcar
3 huevos
25 gr de levadura de panadero
100 gr de semillas de anís
Azúcar para espolvorear
La ralladura de un limón

Procedimiento:

En el bol de la amasadora poner dos huevos y el azúcar, batir hasta que se haya duplicado el volumen  y queden cremosos. Cambiar el batidor por las palas de amasar y comenzar el amasado añadiendo parte de la harina, la leche tibia habiendo diluido en ella la levadura,  el aceite, la ralladura del limón y las semillas de anís, seguir batiendo he ir acabando de incorporar la harina poco a poco hasta que la masa se despegue de las paredes. Posiblemente nos sobre un poco de harina, eso ya según veamos.
Una vez el amasado concluido dejamos la masa dentro del bol tapándola con un paño limpio y una mantita dejando que leve al menos 1 hora (yo nunca tengo prisa, el resultado es mejor) que duplique su volumen. Una vez tenemos la masa en su punto desgasificarla y pasarla al mármol de la cocina o mesa de trabajo habiendo espolvoreado con un poco de harina, formar el pan que el pliegue quede siempre abajo. Preparar una bandeja de horno forrada con papel y poner el ella el pan, volverlo a tapar como antes y dejar que duplique de nuevo su volumen. Una vez el segundo levado hecho encender el horno a 160º y dejar que se caliente mientras acabamos de preparar el pan. Con una cuchilla de afeitar hacer un corte en el centro,  batir el huevo que nos hemos reservado y pintar con este por encima y laterales el pan. Espolvorear con azúcar y al horno en el segundo nivel del mismo. No abrir para nada el horno durante media hora, a partir de ahí que casi es el tiempo final ya podemos abrirlo y vigilar que se dore pero que no se nos queme. Alrededor de los 35 minutos podemos apagar el horno y dejarlo que repose unos minutos sin cerrar del todo el mismo.  Sacarlo y dejarlo enfriar en una rejilla.
Lo de las temperaturas de los hornos es siempre orientativo ya que cada horno puede responder de una manera diferente, sabéis que yo no utilizo casi nunca temperaturas muy altas, me gusta mandar yo del horno.
En este caso yo he sustituido el azúcar de dentro por medio vasito de los de yogurt de sirope
de ágave.
Este pan se ha hecho siempre por San Antonio, se solía llevar a bendecirlo en compañía de los animales. Con los animales aún se sigue la tradición con el pan lo ignoro, puede que en los pueblos aún se haga.

6 comentarios:

  1. Que rico pan dulce, es importante conservar las tradiciones culinarias para que no se pierdan, se ve fantástico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un rico pan, tiene muy buena pinta, para una merienda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Concha!! Estupendo pan dulce y con ese toque de anís. Me ha recordado a un pan tradicional que antes daban los quintos cuando se iban a la mili y que en algunos pueblos se sigue haciendo igualmente y reparten las madres de esos quintos. Por donde yo vivo aún se hace y se da en San Antonio, pero el de Padua.
    Muchísimas gracias por haberte hecho seguidora de mi blog, con mucho gusto, yo me quedo también, como seguidora del tuyo. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Buenisimo debe de estar, el aspecto es muy apetitoso!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Hola, nueva seguidora! Felicitaciones por blogs y publicaciones; aquí el último publicado por mí: https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/02/segnalazione-serie-la-principessa-degli_15.html


    Si quieres te espero como lector (puedes encontrar el blog en Facebook e Instagram como: ioamoilibrieeleserietv)

    gracias

    ResponderEliminar