jueves, 5 de julio de 2018

TARTA FRIA DE CHOCOLATE BLANCO CON SIROPE DE AGAVE





Ingredientes

1 paquete de galletas de las llamadas Marías
125 gr de mantequilla
125 gr de avellanas tostadas
500 ml de nata
360 gr de chocolate blanco fundir ( 2 tabletas)
1 ½  de cuajada
100 ml de leche
6 cucharadas soperas de sirope de agave

Cobertura

150 ml de agua
3 hojas de gelatina neutra
250 gr aprox. de mermelada de arándanos con sirope de agave

Procedimiento:

Triturar las galletas (yo lo suelo hacer metidas en una bolsa y con el rodillo), poner en un bol añadir las avellanas picadas y reservar. Poner a hidratar la gelatina con agua fría y reservar. En un cazo a poca temperatura poner la mantequilla, una vez esté liquida ponerla  a poquitos sobre las galletas y las avellanas remover bien  que quede todo muy integrado. Según la queramos de alta así hemos de preparar el molde desmoldable, de 20 a 24 cm., antes de cerrarlo poner en el fondo papel de horno, esto nos facilitara el desmoldado.  Poner la masa de galletas y presionar bien para que quede muy plano, meter en el frigorífico mientras preparamos el resto. El chocolate fundirlo al baño María y reservar. En una cazuela poner a calentar la nata y las cucharadas de sirope, desleír en la leche la cuajada y añadir a la nata, cuando comience a hervir,  añadirle el chocolate y no parar de remover hasta que esté completamente integrado. Todo este proceso a fuego lento.  Sacar el molde del frigorífico y poner encima la crema, dejar atemperar y vo0lver a meter en el frigorífico (dicen que 6 horas) yo lo dejo de un día para otro, está más bueno.

La cobertura yo la preparo al día siguiente tempranito. Poner a hidratar la gelatina en agua fría y reservar al menos 10 minutos. En un cazo poner a calentar el agua, cuando alcance el hervor sacarlo del fuego y añadir una a una la gelatina escurrida hasta que queden bien integradas las tres hojas. Añadirle la mermelada y volver a ponerlo en el fuego al mínimo hasta que la mermelada quede bien integrada con los demás ingredientes. Dejar atemperar un poco, sacar el molde del frigorífico y poner por encima la cobertura, volver a ponerla en el frigorífico hasta la hora de desmoldarla  mínimo dos horas, yo la suelo dejar un poco mas ya sabéis que me gusta hacerlo todo (o casi todo) sin prisas.
Desmoldar y servir.

4 comentarios:

  1. Muy rica esta tarta y el contraste de sabores que tiene con el chocolate blanco y la mermelada de arándanos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Concha, muchas gracias por visitar mi blog y quedarte. Me encanta tu tarta fría de arándanos y chocolate.
    Por supuesto que me quedo en el tuyo.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  3. Buenísima y preciosa tarta. Me encanta!

    ResponderEliminar
  4. Qué buena debe estar! Esa combinación que has escogido me encanta. Te ha quedado además muy bonita. Besossssss guapa. Me alegra verte.

    ResponderEliminar